ASOCIACIÓN  DE  TRAJES   "LA  TIERRUCA"
 

Portada

Dirección 

Los trajes regionales

Los traje de época

Fotos

 ASÍ  SON  NUESTROS  NUESTRAS  COMARCAS  Y  SUS  TRAJES

LOS  TUDANCOS

COMARCA  DE  TUDANCA

Situado en una depresión de la zona media-alta del río Nansa, se accede a ella siguiendo la carretera que discurre siguiendo el río que enlaza con Puentenansa, con los núcleos de población de  La Lastra, Santotís, Sarceda y Tudanca.

Su entidad de población comienza a aparecer en la documentación conservada desde finales del siglo XI. El emplazamiento del municipio en el tramo alto del valle medio del río Nansa, condiciona su fisonomía, de modo que sus núcleos se sitúan en ladera, obligando a un espectacular abancalamiento del terrazgo, en parte sobre terrazas naturales.

 La vaca de raza tudanca, que toma el nombre del núcleo principal ha sido reemplazada paulatinamente por otras razas de aptitud cárnica.

Declarada conjunto histórico-artístico nacional en 1.983, la localidad de Tudanca es la más interesante del municipio. Allí se encuentra la Casona de Tudanca, de principios del siglo XVIII, morada de Don José María de Cossío, insigne escritor que formó una espléndida biblioteca, así como una gran colección de dibujos, grabados y pinturas de diferentes épocas y calidades artísticas. Sarceda y Santotís presentan el interés de su arquitectura popular, pudiéndose ver en la iglesia del primero una Virgen gótica del siglo XV.

 TUDANCA

Características:

Camisa: De lienzo casero, cayendo casi a mitad de pierna, abierta hasta el pecho, con botones de hilo en forma de confite. Anchas mangas que recogen el vuelo en un pequeño puño.

Saya: La exterior en pardomonte o en sarga ordinaria, marrón o negra. Larga hasta el tobillo, va cortada al hilo, con el voluminoso vuelo recogido en pequeñas tablas a la cintura. Hacia la mitad, una o dos gruesas. lorzas por adorno, o' una sencilla labor de cadeneta. Esta saya oscura exterior se viste siempre sobre uno o dos refajos de sayalete, vivamente coloreados, con cintas negras de terciopelo o seda brochada en los bajos.

Corpiño: De pana, paño, estameña o bayeta, en cualquier tono, abrochándose delante con cordones y ojales reforzados con hilo de color. Algunos llevaban a la cintura, sobre los riñones, un cilindro de trapo recosido «el rueñu») para que las sayas se ahuecaran con este remedo de polisón. Encima del corpiño, y tapando la delantera, un pañuelo cruzado al pecho salpicado de alegres ramos.

Chaquetilla: De la misma tela que la saya encimera, muy ceñida de cuerpo y talle, con anchas mangas de puños ajustados. Por delante queda bastante abierta, dejando ver el pañuelo. Las mangas, lisas o abullonadas por la parte superior: sujetaban el vuelo en el hombro con unas tablas chiquitas, ajustándose a la muñeca con dos botones de paño o plaqué.

Delantal: En principio no debe usarse con el traje de gala.

Medias: De lana, blancas o negras.

Calzado: Escarpines de sayal ribeteados llamativamente y albarcas.

Aderezo: Alguna gargantilla de coral falso y aretes sobredorados en las orejas.

Peinado: Raya en medio y moño. Las muy jóvenes, trenzas.

Tocado: Pañuelo de algodón atado arriba y sobre él la clásica mantilla española, acampanada. en paño negro o pardomonte, con borde de terciopelo negro.

 

 TUDANCO  

Características:

Camisa: De lienzo casero, gordo y áspero, con largos faldones y mangas amplias recogidas en un breve puño; abierta hasta el pecho, con botones de hilo en forma de confite. Pechera trabajada en lorzas verticales, algunas con toscos bordados blancos en zigzag.

Calzoncillos: asomando el crudo lienzo un par de dedos por las perneras del pantalón.

Pantalón: De paño negro o dril azul, algo corto pues termina a cinco dedos del tobillo, abriéndose las bocas de las perneras en leve campana. El alzapón se enmarca con leves pespuntes en hilo crudo. Remontas negras en paño o pana lisa.

Ceñidor: Dando espaciosas vueltas a la cintura, en color morado.

Lástico: un chaquetón de bayeta o paño. Todos los mozos lo usaban encarnado, reservando el verde para las personas de más edad y para los ancianos. La botonadura puede ser de metal o de pasta.

Medias: De burda lana negra.

Calzado: Escarpines de pardo sayal, ya sean bajos o altos. Albarcas de elevados tarugos.

Tocado: Montera tudanca de paño negro, hecha con dos largas piezas triangulares cosidas en los costados. Sin forro ni engrudo, la afilada punta se dobla hacia la frente. Alrededor presenta una vuelta en el mismo paño o en terciopelo, de cuatro dedos de ancha, no en forma triangular sino recta, bajando apenas sobre las orejas.

Complementos:. Palo pinto.