ASOCIACIÓN  DE  TRAJES   "LA  TIERRUCA"

Portada

Dirección 

Los trajes regionales

Los traje de época

Fotos

 ASÍ  SON  NUESTROS  NUESTRAS  COMARCAS  Y  SUS  TRAJES

 

LOS  LEBANIEGOS

 VALLE  DE  LIEBANA

La comarca de Liébana se encuentra situada al suroeste de Cantabria, limitando con León, Palencia y, Asturias, con una extensión aproximada de 550 km2. Las altas cumbres de los Picos de Europa marcan y definen su situación geográfica, ya que se encierra en un círculo de alrededor de 35 kilómetros de diámetro. Es un territorio perfectamente definido, de montaña -incluso de alta montaña en algunas zonas-, que es atravesado por el río Deva y sus dos principales afluentes: el Quiviesa y el Buyón. Liébana se encuentra en el interior de dicho nudo de montañas, definida por medio de sus municipios: Camaleño y Cillorigo, atravesados por el río Deva; Vega de Liébana o Cereceda, por donde discurren las aguas del río Quiviesa; Pesaguero y Cabezón de Liébana, atravesados por el río Bullón y, en el centro, la villa de Potes.

Comarca de una variedad climática sorprendente, donde se alterna un microclima propiamente mediterráneo con los rigores de la meteorología alpina en las zonas más elevadas.

Una reserva natural donde aún perviven especies arbóreas autóctonas: encinas, alcornoques, robles y hayas, formando intrincados y bellos bosques en el que sobreviven especies protegidas como el oso, el corzo o el urogallo. Gastronómicamente destaca su famoso orujo y sus quesos.

Hay que destacar la visita a Santo Toribio, monasterio donde se conserva el mayor trozo, según la tradición, de la Cruz de Cristo. También son de destacar la iglesia prerrománica y mozárabe de Santa María de Lebeña, y Santa María de Piasca.  

   

 LEBANIEGA  

 

Características:

Camisa: de hilo gordo, larga hasta media pierna y de corte cuadrado, con mangas muy amplias. Puño que se cierra con botón de hilo en forma de pan de malva y presilla.

Saya: larga casi hasta el tobillo, de jerga negra, o de sayal con una cinta de bayeta verde de unos cuatro dedos de ancho pegada al borde del ruedo. Como único adorno puede llevar una lorza a la altura de las rodillas. Va sobre un refajo de sayalete o bayeta de color fuerte (rojo, amarillo, azul, etc.), de la misma hechura y largo que la negra saya exterior, con un grueso cordón de confección doméstica protegiendo el borde.

Justillo: con cortes solamente detrás, va confeccionado en pana, estameña o bayeta, excepcionalmente en terciopelo labrado, con repulgos en panilla de otro color y abrochado delante con cordones y ojales redondos reforzados con hilo;  puede ser negro o de cualquier color.

Jubón: en la misma tela que la saya exterior, "bien ceñido de cuerpo y talle, con anchas mangas de pliegues y puños ajustados". Abierto por arriba.

Medias: de lana, en su color natural o negras. No pasan de las rodillas, atándose con unas ligas hechas de cinta en rollo, verdes o encarnadas.

Calzado: Escarpín bajo de sayal, ribeteado con una lanilla de color vivo y albarcas del garbanzo o de la nariz, llanas por arriba y muy cerradas de boca, con un gracioso pico o aleta arriba.

Aderezo: En las orejas, grandes aros sobredorados, algunos con labor de filigrana, y al cuello una crucecita de plata. Pueden llevarse, también, apretadas gargantillas de coralina o de cuentas de colores en pasta vítrea.

Tocado: Con el traje de gala, pañuelo blanco, bordado y calado, atado bajo la barbilla, dejando las otras dos puntas colgar lo más posible por la espalda.

 

 LEBANIEGO  

          

Características:

Camisa: de lienzo casero muy gordo, larga casi hasta las rodillas, con mangas muy amplias rematadas en un puño estrecho cerrado con botón de hilo en forma de pan de malva y presilla. Abierta hasta el pecho con botones de hilo y pechera muy trabajada de lorzas verticales. Cuello de pie rozando las orejas.

Calzoncillo: en crudo y áspero lienzo, asomando por las perneras del calzón exterior.

Calzón: en fuerte sayal negro, corto y ceñido, atándose bajo las rodillas con una lanilla negra pasada por un jaretón. En la parte inferior de las perneras lleva unas aberturas laterales, abrochadas con botones de paño o de plaqué dorado con cadenillas.

Chaleco: del mismo sayal que el calzón, sin solapas, cerrándose con pequeños botones de plaqué dorado. Bolsillos chiquitos, sin carteras. Forro de lienzo o algodón crudo.

Chaqueta: También de sayal, corta y estrecha, con cuello de pie y solapas en pico. Botones de plaqué más grandes que los del chaleco. Bolsillos sin carteras.

Medias: de burda lana negra, atadas bajo la rodilla con cinta de color.

Calzado: Escarpín lebaniego. Abierto hasta el empeine y reforzados los bordes de la abertura con pana o paño. Se cierra con dos o tres botones o corchetes. Albarcas de la nariz o del garbanzo.

Tocado: Sombrerón de copa hecho en sayal con generosa ala y ancha cinta pardusca rodeando la base, con un manojito de siemprevivas.

Complemento: Palo pinto, bastante grueso y largo, erizado de nudos y tachuelas doradas, alternando con caprichosos dibujos al fuego.